Navigation menu close menu
Header

Secretos para las Mujeres

Mientras es totalmente extraño para muchas mujeres, la necesidad del hombre de respeto y afirmación especialmente de su pareja—es tan crítico y tan distintivo que muchos hombres prefieren sentirse no amados que se les falte al respeto o insuficientes.

Ve si estas cumpliendo con estas 5 necesidades de respeto para el hombre.

1. Respetar su opinión/juicio.

Los hombres fueron bastante delicados acerca de esto. Un hombre profundamente necesita que su compañera de vida respete su sabiduría, opiniones y decisiones-lo que yo le llamaría su juicio. Nadie desea una silenciosa flor de pared (Yo no quiero/deseo proponer eso), pero muchos hombres desearían que sus parejas no cuestionaran su conocimiento ni que discutieran sobre sus decisiones todo el tiempo. Es una cosa muy delicada en estos días de liberalidad, pero la realidad de las cosas es su necesidad de que nosotras algunas veces hagamos lo que ellos digan.

Varios hombres declararon sentirse que sus opiniones y decisiones eran activamente valoradas en toda área de sus vidas excepto en sus hogares. Algunos hombres sienten que sus compañeros de trabajo confiaban en su juicio/decisiones más que sus propias esposas. También, aunque la compañera o los colegas raramente le digan lo que tiene que hacer (le preguntan a él o mejor colaboran en la decisión), más de una esposa a cometido el error de mangonear a su esposo como a uno de los niños.

2. Respetar sus habilidades.

Otro fuerte tema que ha surgido fue que los hombres quieren—aun necesitan—de descubrir cosas por ellos mismo. Y si pueden, ellos se sienten como que han conquistado algo y son afirmados como hombres. Por alguna razón, pasando horas descubriendo como ensamblar una maquina DVD es algo divertido. El problema es, que queremos ayudarles—y adivine como ellos interpretan esto? Así es: Desconfianza. (Es maravilloso que las relaciones siguen adelante y que la raza humana no murió milenios de años atrás!)

Y desde luego, toda nuestra atención no es toda segura. Algunas veces verdaderamente no tenemos la certeza de que nuestro hombre pueda resolver algo por sí mismo.

Las cosas pequeñas igualan a una gran pista
No nos damos cuenta que el hecho de forzarnos nosotras mismas a confiar en nuestros hombres en las cosas pequeñas significa mucho para ellos, pero si lo es. No es una gran cosa para nosotras, no comprendemos que para ellos es gran cosa. No percibimos que nuestras reacciones/respuestas a estas pequeñas decisiones a creer o no creer—o por lo menos que actuaramos como que nos importa!—son entendidas como señales de nuestra total confianza y respeto para ellos como hombres.

Un hombre tal vez pensara de esta forma: Si ella no confía en mí en algunas cosas pequeñas como encontrar mi camino a lo largo de un camino, porque debe de confiar en mí en algo importante, como ser un buen sustentador o un buen padre? Si ella no me respeta en las cosas mínimas, probablemente ella no me respeta del todo.

La próxima vez que tu esposo este tercamente conduciendo en círculos, pregúntate a ti misma que es lo más importante: llegar a tiempo a una fiesta o que él se sienta confiado. No hay discusión.

3. Respeto en la comunicación.

Las mujeres poseen un increíble poder en la manera en la que nos comunicamos con nuestros hombres (tanto con sus esposos e hijos) para edificarlos o derribarlos, para animarlos o para frustrarlos/sacarlos de quicio.

Algunas cosas solamente molestan/irritan a los hombres. Esto va más allá de lo que decimos—como cuestionar el juicio de un hombre o sus habilidades—y hasta como lo decimos (y adonde lo decimos, cuál nos lleva al tema de nuestra próxima sección)

La desconexión
En mis entrevistas, un gran número de hombreas dijeron algo de esta manera: “Cuando mi esposa dice algo irrespetuoso. Algunas veces pienso, No puedo creer que ella no sepa como eso me hace sentir!” Yo he tenido que asegurarles a estos hombres vez tras ves que sus esposas probablemente la intención de ellas no fue de faltarles al respeto y que probablemente no tenían ninguna idea.

Déjenme darles algunos ejemplos comunes de como un hombre tal vez escucha algo negativo cuando no hubo ninguna intención de parte de su esposa.

Falta de respeto al escuchar
No mucho tiempo atrás, Yo le estaba preguntado a Jeff y a uno de sus colegas casados acerca de la dinámica de los hombres que desean hacer cosas por ellos mismos. Este hombre dijo, “Algo, si algo se rompe en la casa, yo deseo tratar de arreglarlo antes de llamar a un profesional. Si mi esposa me dice, “Bueno, no eres una persona que lo puede arreglar, me siento ofendido. Ella no está siendo grosera/irrespetuosa acerca del asunto, pero es como que ella no me respeta lo suficiente para creer que yo puedo resolverlo si me empeño a hacerlo, aunque me lleve tiempo.

Desilusión de no ser escuchado
En una encuesta—como en la vida—una considerada minoría de hombres interpretó algo negativo hacia un sencillo recordatorio. Yo le he preguntado a estos hombres que está pasando en sus mentes si sus esposas o parejas les recuerdan que la pared de la cocina esta dañada y que todavía necesita ser arreglada. Más de un tercio de estos hombres interpretaron este recordatorio como fastidioso o una acusación de que son perezosos o de desconfianza.

Aumenta el sistema de filtración
No importa lo que pensemos que estamos diciendo, al final, lo que importa es lo que el hombre está escuchando. Obviamente, algunas personas son excesivamente sensibles, y no todo el tiempo podemos caminar sobre cascaras de huevos. Ni tampoco queremos dejar pasar todas las oportunidades de ayudarlos a entender nuestra comunicación por escrito.

Después de todo, no deseamos que nuestros esposos se adapten a nuestras sensibilidades? Desea usted que su esposo públicamente la moleste por subir diez libras? Es acerca de amarse mutuamente en la forma que la otra persona necesita ser amada. Aun hasta cuando ayudamos a nuestros esposos a entender que tenemos una en esto una curva de aprendizaje, debemos de hacer todo esfuerzo de filtrar nuestras palabras a través de un “medidor de falta de respeto” antes que pasen las palabras por nuestros labios.

4. Respeto en público.

Ahora llegamos a uno de los puntos más importantes del libro. Parece ser que aquí hay una epidemia de faltarles al respeto en público a los hombres, el mayor culpable no es la televisión, películas, u otra clase de medios de comunicación, pero las mujeres que supuestamente aman a sus esposos.

La cosa más frágil en el planeta
Docenas de hombres me han dicho que tan doloroso es cuando sus esposas los critican en público, o los avergüenzan, o aun cuestionan sus decisiones en frente de otros. Dijo un hombre en la encuesta que una de las cosas que él deseaba decirle a su esposa era que “de alguna manera”, ella debería de apoyarlo en público. Ese deseo se repitió docena de veces en la encuesta—fue uno de los temas más fuertes que surgió.

Considera este párrafo el cual yo he escuchado (básicamente) de varios hombres: “Mi esposa dice cosas acerca de mí en público el cual ella considera como una broma. Yo las considero como tortura.”

Sea respetuosa aunque él esté ausente.
Viendo que tan importante es para el hombre el respeto en público (es muy posible exagerar), yo he llegado a volverme increíblemente sensible a cuan a menudo podemos negativamente hablar acerca de ellos detrás de sus espaldas. Los efectos son muy comunes aun cuando un hombre no esté presente. La falta de respeto de las mujeres hacia sus esposos llega a ser profundamente más incorporado mientras ella insiste en lo mismo, y aquello que están al alcance de escucharla comienzan a sentir lo mismo!

Ayuda mucho, mostrar respeto en público.
Así como tu esposo se sentirá enojado y herido si tú le faltas al respeto en público, a la misma vez el pensara que tú eres la mujer más maravillosa del mundo si tú lo apoyas públicamente.

Créeme—con los hombres, con los cuales yo he hablado, eso equivale a que él llegue con una docena de rosas a casa y que te sorprenda llevándote a cenar sin los niños. Él se sentirá fascinado.

5. Respeto en nuestras suposiciones.

Desafortunadamente, en un área la cual el hombre tiene el derecho de interpretar lo que nosotros decimos—es cuando nos precipitamos a llegar a conclusiones negativas acerca de ellos. Cuando examinamos verdaderamente nuestra comunicación, nos quedaremos asombradas de cuantas veces asumimos algo malo acerca del hombre que amamos. Vea si le recuerdan algo estas suposiciones.

Suponemos, “Que necesita que le recordemos”
To us, repeatedly asking "Have you done it yet?" is probably not a big deal. But inherent in the question is our assumption that the guy needs the reminder—that he is either incapable of remembering on his own or that he remembers just fine but needs our prodding to do the job. What they are accurately hearing is "I don't trust you."

Para nosotras, repetidamente preguntarles, “Si ya lo terminaron?” probablemente no es una gran cosa. Pero en la inherente pregunta esta nuestra suposición que el hombre necesita que le recordemos—que es una de dos cosas incapaz de recordar por sí mismo o que recuerda bien pero necesita que le estemos empujando a hacer el trabajo. Lo que exactamente ellos están escuchando es “Yo no confió en ti.”

Solamente sepa que los motivos para no hacerlo difieren de los suyos. Recuerde, la mitad de los hombres en la encuesta dijeron que algunas veces ellos solamente tienen diferentes prioridades. O que para ellos les es imposible hacer una cosa más. Un hombre con un trabajo estresante destaco que el algunas veces se siente como una computadora que está apunto de fallar si el trata de cargar una cosa más en su vida. Para el postergar algo que su esposa le ha pedido que haga en el hogar es su señal de advertencia que el emocionalmente está a punto de estrellarse si lo trata de hacer.

Asumimos, “El elige o escoge no ayudar”
Una consejera matrimonial compartió con migo esta experiencia como ejemplo: “Si mi esposo no me ayuda con los niños o en la limpieza, yo no debo de pensar que él lo está viendo y que elige no ayudarme, debo de comenzar pensando que no lo está viendo.”

Asumimos, “Es culpa de el”
Finalmente, hay veces que algunas cosas no son culpa de ellos—es nuestra. En algún momento les hemos asignado motivos indiferentes a nuestros hombres que actualmente pueden ser que tenga su origen a algo que accidentalmente hemos dicho o hecho. Por ejemplo una esposa la cual constantemente está criticando a su esposo pueda que incite a su esposo a recluirse emocionalmente para protegerse a sí mismo, de este modo llegara a ser frio donde no él era antes.

Los hombres no son tontos, “dice el Dr. Eggerichs, autor del libro, Ama y Respeta (Love and Respect.) No son cavernícolas. Algunas veces este comportamiento o conducta en la cual aparecen ser fríos en absoluto no es así. Ellos están reaccionando en esta forma porque han interpretado algo como falta de respeto. Del libro "Solo Para Mujeres" por Shaunti Feldhahn.

 

 

 

Quick Reservation

Registración Rápida

Phone: (817) 790-2255  x 2106

Untitled Document
Footer Main